Dormir es una parte esencial de nuestro día a día. ¿Sabías que nos pasamos durmiendo un tercio de nuestra vida? Es por esto por lo que debemos elegir un colchón adecuado para nuestro descanso.

Si aún no tienes claro cuáles son los diferentes tipos de colchones que hay disponibles en el mercado, ¡sigue leyendo!

Colchones de muelles

Son los colchones de siempre, de toda la vida. Destacan por distribuir el peso del cuerpo de una manera uniforme, por lo que se evitan las tensiones y lesiones. Se componen de muelles de metal junto a fibras y espumas por su alrededor. Además, la durabilidad de estos colchones es más larga que la de los demás tipos. 

Existen diferentes clases de muelles:

1- Colchones de muelles Bonell o Biocónicos

Colchón muelle Bonell Biocónico

Son muelles independientes que se estrechan en el centro formando un doble cono y están unidos mediante hilos de acero. La ventaja de este tipo de colchón es que se adapta mejor al peso de las distintas partes del cuerpo. La desventaja es que no es recomendable para camas de matrimonio, ya que no reparte el peso de manera homogénea.

2- Colchones de muelle / hilo continuo

Los colchones de muelle continuo (o hilo continuo) se componen de un solo hilo metálico alargado. Son perfectos para dormir acompañado, ya que distribuye el peso de manera homogénea. Ofrecen una gran firmeza y más durabilidad que los colchones con muelle tradicional.

3- Colchones de muelles ensacados

Muelles ensacados

Se componen por muelles independientes alineados entre sí, cada uno de ellos metidos en fundas para que no se rocen unos con otros. Los muelles ensacados proporcionan una gran adaptabilidad y reparten el peso del cuerpo de forma consistente.

Colchones con espumación HR

Colchón espumación HR

La espumación HR (High Resiliance), o alta resiliencia, es la capacidad que tiene la espuma de recuperarse una vez que se ha ejercido presión. Este tipo de colchones se componen de una esponja de poliuretano rellena de multitud de pequeñas burbujas de aire, lo que le hace ser un colchón adaptable, flexible y transpirable. Dependiendo de su densidad, así será la durabilidad del colchón. Lo ideal es que tenga una densidad por encima de 30 kilos.

Colchones de látex

Látex material

El látex es un material bastante elástico y su núcleo contiene perforaciones para permitir la aireación, disminuir el peso y crear zonas de resistencia. Este material reparte el peso de manera homogénea y es firme pero adaptable, por lo que es ideal para aquellos que se mueven por la noche. Además, la vida útil de un colchón de látex es muy larga. Una desventaja es que no es recomendable para climas húmedos, ya que necesita una constante ventilación.

Colchones viscoelásticos

Colchón viscoelástica

Este tipo de colchones están compuestos por una espuma especial, la viscoelástica. Es un material creado por la NASA, como ya comentamos en otro de nuestros artículos. La ventaja de la viscoelástica es que se amolda a nuestro cuerpo perfectamente, dando la sensación como si flotásemos. Este material es el más utilizado para fabricar colchones.

Otros tipos de colchones

Existen otro tipo de colchones en el mercado, aunque son los menos vendidos. En este apartado se encuentran los colchones de aire, que poseen cámaras de aire en su interior; las camas rellenas de agua; el futón japonés, que se encuentra a ras de suelo; y los colchones rellenos de elementos naturales como la lana o fibras de coco.

Prueba todos nuestros colchones en nuestra tienda de muebles en Ciudad Real

En Fabric Sofás y Unika Sofás disponemos de todo tipo de colchones. Visítanos sin compromiso y elige el colchón que mejor se adapte a ti.

Estamos en el Polígono Carretera de Carrión 92, en Ciudad Real, y en Miguelturra en la Calle Segadores número 54.